¿CÓMO SE DEFINE EL INTERNET DE LAS COSAS – IoT?

“Un mundo donde los objetos físicos se integran perfectamente en la red de información y donde los objetos físicos pueden convertirse en participantes activos en los procesos. Los servicios están disponibles para interactuar con estos «objetos inteligentes» a través de Internet, consultar su estado y cualquier información asociada con ellos, teniendo en cuenta las cuestiones de seguridad y privacidad”. Haller, Karnouskos & Schiroth

La anterior es una de las definiciones que se ha estructurado sobre el <<Internet de las Cosas>> (dado que no se cuenta con una definición única y universal a la fecha), al navegar se encuentran una gran variedad de publicaciones que estudian y buscan definir la nueva revolución, así que teniendo en cuenta las diferentes investigaciones, nos enfocaremos en seleccionar las características fundamentales que lo componen. 

Principalmente el IoT<<Internet de las Cosas>> tiene la capacidad de convertir objetos tradicionales de actores pasivos en instrumentos inteligentes y activos, es decir, generadores de datos. De manera consecuente el valor de la información de los objetos está dada por la conectividad entre sí, haciendo posible intercambiar, adicionar y procesar la información del entorno físico que se monitorea, generando información de valor para los usuarios finales.

Por otro lado, los dispositivos inteligentes poseen la capacidad de reconocimiento de eventos o cambios, llegando a reaccionar de manera autónoma y programable, de aquí que cada día su implementación contribuya a la desaparición de la barrera entre los objetos físicos y su representatividad en los sistemas de información.

En la actualidad la utilización del <<Internet de las Cosas>> se ha dado, en su mayoría, en objetos de uso cotidiano; sin embargo, su tecnología es escalable a todos los sectores, por medio de los productos adecuados, sistemas y sensores de red. Entre más sectores se involucren, mayor será la cantidad de datos que se disponen en tiempo real y sobre los cuales se puedan tomar decisiones precisas. La Figura 2 expone esta idea, de aquí es posible enunciar que una de las ventajas de la tecnología, al minimizar la intervención humana reduciendo significativamente el error en mediciones o manipulación de datos.

Figura 1. La interoperabilidad del <<Internet de las Cosas>>

En este punto del artículo te estarás preguntando ¿cómo objetos cotidianos no relacionados con computadoras pueden conectarse y transmitir datos en la red? La respuesta está dada por redes como IP500®, Bluetooth, entre otras, las cuales utilizan dispositivos o chips que pueden ser adheridos a un producto para manejar la comunicación y almacenar y procesar la información.

A través de redes paralelas diferentes al Internet de todo, la información se transmite a un servidor. En este punto, puede haber dos líneas de interés: la primera, que la información sea recibida por un usuario tomador de decisiones o, la segunda, que la información llegue finalmente a otra máquina la cual se encargue directamente de la recolección, análisis y toma de decisiones según la programación definida. Es de esta manera que cualquier objeto se convierte en una fuente de datos y que el comportamiento se monitorea a través del tiempo y espacio (Figura 2).

Figura 2. Esquema sistemático del <<Internet de las Cosas>>

El <<Internet de las Cosas>> opera a través de redes como IP500® un protocolo seguro, inalámbrico, doble banda, escalable y redundante que permite la comunicación de dispositivos a través de la red, lo cual garantiza que todos los componentes, independiente de su objeto y función, trabajen en armonía; su función principal es permitir la comunicación multidireccional (origen/destinos/ origen), para la correcta transmisión de datos por medio de paquetes conmutados. 

REFERENCIAS

Evans, D. (04 de 2011). Internet de las cosas. Obtenido de Cómo la próxima evolución de Internet lo cambia todo: https://www.cisco.com/c/dam/global/es_mx/solutions/executive/assets/pdf/internet-of-things-iot-ibsg.pdf

Fundación de la Innovación Bankinter (2011). Internet de las Cosas: En un mundo conectado de objetos inteligentes. Obtenido de: https://www.fundacionbankinter.org/documents/20183/42758/PDF+Internet+de+las+cosas


Laura Daniela Acuña Robles 
Ingeniera Civil - Universidad Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *