Ciudades, comercios e industrias inteligentes y sostenibles con la implementación de la tecnología IP500®

La modernización de las actividades humanas trae consigo cambios en las diversas tecnologías que el día a día requiere para el funcionamiento de la vida. Dentro de los últimos avances tecnológicos se ha venido promoviendo un sistema conocido como el internet de las cosas (IoT por sus siglas en ingles), el cual consiste principalmente en la interacción de dispositivos tecnológicos, máquinas, objetos, animales o personas, interrelacionados entre sí sin la necesidad de una intervención humana, solamente por medio de una interconexión digital con internet.

¿Por qué nos importa el internet de las cosas (IoT)? 

Esta tecnología, que se ha venido desarrollando desde hace varias décadas, permite la conexión de objetos del común a la red. Entre los diversos objetos que se pueden controlar se encuentran las luces o luminarias públicas, de empresas o del hogar.

Un ejemplo de aplicación del internet de las cosas al manejo de luminarias públicas y privadas, que a su vez contribuye al crecimiento sostenible de las ciudades, es el uso de la tecnología IP500®, una plataforma inalámbrica abierta, segura y neutral para proveedores industriales, comerciales y públicos, de origen alemán que crea un ecosistema cerrado seguro para todos los proveedores de sensores, actores y medidores que quieran proveerse de un sinnúmero de soluciones inteligentes automatizables. 

El protocolo IP500® está diseñado como un sistema sostenible, su implementación contribuye al desarrollo de las ciudades inteligentes al potenciar el uso de tecnología, lo que conlleva a mejores condiciones de vida para los ciudadanos y contribuye a la conservación del medio ambiente. La tecnología IP500® conecta todos los dispositivos inteligentes de automatización, medición, acceso y control, de manera inalámbrica en ciudades o edificios. Ha sido reconocido como el estándar de comunicación inalámbrica por Tuv Rheiland y la Agencia Nacional de Aseguradoras Alemanas VdS, Cámara de Comercio de la India, FCC, DKRE, VDE, ETSI, BACnet.

¿Cuáles son los beneficios del protocolo IP500®?

  • Las soluciones IP500® garantizan una comunicación inalámbrica sólida e ininterrumpida entre los componentes de automatización, mientras el estándar de calidad permite la interoperabilidad interdisciplinaria requerida. Sus características más importantes se presentan a continuación:
características ip500

Características de la red ip500

  • La tecnología IP500® es inteligente y estratégica, mejora la rutina diaria al adaptarse a los comportamientos diarios de la población actual, manteniendo al usuario informado sobre el funcionamiento del espacio definido, sin invadir su normalidad. Los dispositivos enlazados al Ecosistema IP500® simplifican los problemas de seguridad mientras están en continua comunicación, con lo cual se obtienen notificaciones respecto a cuándo es necesario cambiar los sensores, la batería disponible y los dispositivos que requieren reparación, todo esto sin la necesidad de revisiones manuales. 
 ARQUITECTURA IP500

Arquitectura del ecosistema IP500

  • El protocolo IP500® funciona por medio de tres actores: sensores, decisiones y procesos y actuadores. Los sensores son dispositivos que recolectan datos medioambientales y los transmiten al panel de control, se ubican generalmente en suelos, paredes, techos, puertas o ventanas o según el uso indicado. Las decisiones y procesos se manejan desde dispositivos remotos que comienzan series individuales de eventos o rutinas específicas. Los actuadores son módulos que ejecutan los comandos emitidos por los sensores, permitiendo controlar o ejecutar diversas acciones de automatización. 
  • El sistema IP500® brinda una solución a todas las características relevantes con las que debe contar una ciudad o un edificio inteligente, dado que proporciona diferentes esquemas de iluminación, características de la calidad del aire, protección solar y respuesta a problemas de seguridad como control de acceso, intrusión e incendios.  Algunos ejemplos de esta tecnología en la cotidianidad son:
  • Funciones de iluminación: encendido/apagado automático, control de luz regulable, control de persianas según hora, clima y detección de personas, entre otros.
    • En las ciudades las zonas de iluminación pueden regularse con la tecnología IP500®, tanto en senderos peatonales como autopistas. Para ello, se tendrá en cuenta el flujo que registren los sensores y las horas del día; esto permitirá que las luces se manejen de forma óptima y no estén en servicio continuo de no ser necesario. Asimismo, se podrá generar un ahorro energético del 25%-60% al entrelazar las luces tipo LED con el protocolo.
    • En edificios en momentos de emergencias como incendios, el protocolo IP500® es la mejor alternativa para activar las guías de evacuación para los usuarios por medio de la iluminación, garantizando seguridad y agilidad en una situación crítica.
  • Funciones de aire acondicionado: control de la calefacción o refrigeración según temperatura ambiente, ventilación de espacios, entre otros.
    • El sistema IP500® no solo está comprometido con la tecnología de punta y la optimización de procesos, sino también en brindar confort a los espacios que lo implementen, un ejemplo de ello es el control de temperatura en un edificio por medio de la activación de la calefacción o refrigeración, según los datos recibidos por los sensores como el tiempo, cantidad de personas en un espacio, ambiente interno, entre otros. Igualmente podrá generar un sistema automático de apertura y cierre de las persianas.
  • Funciones de tipo ambiental: conocimiento previo de las condiciones medioambientales que faciliten la toma de decisiones para el usuario.
    •  La tecnología IP500® puede generar alertas en edificaciones cuando se detecten sustancias tóxicas en el aire, como lo es el Monóxido de Carbono, para ello los sensores estarán monitoreando la calidad del aire, variaciones en la composición y lo asociará a un elemento de riesgo de ser detectado. Esta característica es de gran aplicabilidad en construcciones con posibles fugas dada su actividad económica.
    • Al implementarse en ciudades las entidades gubernamentales y quienes cuenten con los permisos de uso, podrán obtener la información en tiempo real de la calidad del aire, problemas de contaminación, localización de incendios o detección de sustancias peligrosas.

Los Centros o Sistemas de Administración de Edificios, se comunican con todos los dispositivos en el Ecosistema IP500® y permiten su administración al recibir datos de los sensores, procesadores de datos y emisión de instrucciones precisas según se programen. La Alianza IP500® tiene soluciones BMS según el tamaño del proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *